sábado, 27 de octubre de 2012

MINUTO DE ORACIÓN: ESCOGE, PUES, LA VIDA.

"Hay dos caminos: uno, el de al vida; otro, el de la muerte, pero entre los dos hay una gran diferencia. Pues bien, el camino de la vida es el siguiente: primero, amarás a Dios, que te ha creado; en segundo lugar, amarás a tu prójimo como a ti mismo; y lo que no quieres que te hagan a ti, no lo harás tampoco tú a los demás. Y ésta es la enseñanza que se deduce de estas palabras: 'Bendecid a los que os maldicen, pedid por vuestros enemigos', ayunad por los que os persiguen. ¿Qué mérito tiene amar a los que os aman? ¿No hacen lo mismo los paganos? Por eso vosotros amad a los que os odian y no tendréis enemigos. Abstente de los deseos carnales y corporales.

El segundo mandamiento de la doctrina es éste: no matarás, no serás un adúltero, no cometerás ni fornicación, ni robo, ni magia, ni envenenamiento; no matarás bajo ningún pretexto a niños ni por aborto o después de nacer; no desearás los bienes de tu pr
ójimo.
No perjurarás, ni dirás falso testimonio, ni difamarás, ni guardarás rencor. No tendrás dos maneras de pensar ni dos palabras diferentes, porque la duplicidad en el lenguaje es una trampa mortal. Tu palabra no será mentirosa, ni vana, sino efectiva. No serás avaro, ni rapaz, ni hipócrita, ni malvado, ni orgulloso; no maquinarás contra tu prójimo. No debes odiar a nadie, sino que debes reprender a uno y orar por él, y amar a los demás más que a tu propia vida".


Didaché, o doctrina de los Apóstoles.

http://catequesisenfamilia.org/catequesis-familiar/la-biblia/1665-evangelio-del-dia-la-higuera-esteril.html

Participa con tu comentario...

Publicar un comentario en la entrada