HOMILIA


El viernes, día 23 de mayo, los alumnos de segundo de Bachillerato del Colegio Sagrado Corazón de Fuencarral, finalizaron su estancia en el Centro.
Dentro de un contexto agradable, tuvo  lugar la Eucaristía.

Ahí va la homilía pronunciada por el P. Iván David O.S.A


NO TIENE DESPERDICIO...


GRADUACIÓN 2º BTO – COLEGIO SAGRADO CORAZÓN – FMMDP – 23/05/14

Quiero comenzar estas breves palabras saludando de manera cariñosa y cercana a los padres, familiares y amigos de estos alumnos que hoy se gradúan, a los profesores y educadores que los habéis acompañado de manera ejemplar, a las hermanas de la comunidad religiosa de Franciscanas Misioneras que un día los acogisteis en este colegio del Sagrado Corazón…en definitiva un saludo y una felicitación efusiva y gozosa para todos los que formáis esta Comunidad Educativa que da lo mejor de sí para formar hombres y mujeres que merezcan la pena…y cómo no, para el final, los más importantes…vosotros, alumnos y alumnas de 2º de Bachillerato que durante mucho tiempo habéis esperado este gran momento, y que por fin ha llegado…hoy es un día de fiesta, hoy no hay lugar para las caras tristes ni los gestos de contradicción…vuestro corazón late acelerado ante uno de los momentos más bonitos y emocionantes de la etapa escolar…es el cierre de una puerta que nos va a posibilitar la apertura de otras muchas…pero ese cierre hay que hacerlo, vivirlo y sentirlo con la importancia que tiene y se merece…hoy todos los que os acompañamos nos vestimos de fiesta, estamos de celebración, y por eso estamos también aquí celebrando la Eucaristía juntos…porque aunque a veces se nos haya olvidado o no nos lo hayan contado a Dios le gusta y disfruta cuando nosotros estamos de fiesta, cuando estamos alegres y compartimos esa felicidad con los que queremos y nos quieren…nos lo ha dicho S. Pablo en la primera lectura que dirigía a los Filipenses, pero que hoy os dirige también a vosotros de manera especial, a vosotros jóvenes de 2º Bachillerato: “Estad siempre alegres en el Señor, os lo repito, estad alegres”…y esa debe ser hoy y siempre nuestra mejor definición, la alegría, una alegría que no podrá ser plena si los que están a nuestro alrededor no están también alegres y felices…esta será una de nuestras grandes tareas al salir de estas aulas y pasillos que os han albergado durante años….repartir, compartir, entregar alegría y felicidad a los que nos rodean, y esto no debe sonar a tópico bonito y romántico sin más…sino que nos los debemos plantear como algo concreto y realizable, y para ello, habrá que luchar contra tantas injusticias que no dejan ni permiten que la gente esté alegre y sea feliz…pertenecéis a unas generaciones que tienen el compromiso social, la lucha por la igualdad, el ejercicio de la solidaridad…muy claro y muy interiorizado…y para esto habéis pasado aquí tantos años, para ser, a partir de ya hombres y mujeres que vivan con unos valores personales, sociales, familiares….que son los valores de Jesús de Nazareth, y que son los que os harán ser alternativa a tanto sin sentido y tanta mediocridad. El éxito o el fracaso de vuestros muchos o pocos años pasados aquí, se empezará a calibrar ahora, cuando fuera del contexto colegial donde habéis estado amparados, demostréis que sois con mayúsculas hombres y mujeres que han sido formados en el estilo de vida de Jesús a la manera de la beata María Ana Mogas…de muy poco servirá todo lo aprendido, memorizado…a nivel académico y curricular si vuestro corazón no ha sido tocado, si vuestra alma no ha sido preparada para volar, soñar y salir convencidos de este colegio, que yo tengo mucho que decir y hacer por mí y por mis semejantes, a los que me han enseñado a llamar hermanos y que por tanto tengo que procurar tratarlos como tales.

Queridos jóvenes, desde vuestras ilusiones, proyectos y sueños que hoy seguramente se agolpan en vuestros corazones, estáis llamados, como se os ha dicho en el Evangelio, a ser la luz que alumbre a los otros…se os encarga la tarea de ante tanta oscuridad existencial, encender con vuestra vida la esperanza de los que convivan con vosotros…quién mejor que vosotros, para dar calor y color a un mundo que se muere de frío y en el que abundan las zonas grises y pesimistas…no tengáis miedo de aceptar esta responsabilidad, de encarnar esa magnífica vocación que consiste en encender una luz, aun a costa de equivocaros, antes que maldecir permanentemente la oscuridad…es mejor siempre equivocarse que disecarse por miedo a actuar…no os atrincheréis en las seguridades ficticias de la vida y arriesgaros siempre que sea necesario por el bien del otro, ahí estará la clave de vuestra felicidad.
Disfrutad mucho de este gran día, porque eso es lo que quiere Dios hoy para vosotros, que desde la reflexión agradecida por todo lo vivido en este colegio, hagáis memoria feliz y alegre para encarar lo que venga con garantías de éxito.
Y no quiero terminar sin compartir con vosotros un texto que fue encontrado el 22 de junio de 1830 en un álbum donde una chica guardaba los mejores recuerdos de sus cumpleaños….en una hoja, marcada especialmente, se encontró este texto , que era un regalo, y que hoy 23 de mayo de 2014, 183 años después de ser encontrado, es el mejor regalo que Dios os hace a cada uno de vosotros, directo a vuestros corazones:
“Crea toda la felicidad que puedas, suprime toda la infelicidad que puedas. Cada día te dará oportunidad de añadir algo al bienestar de los demás o de mitigar en algo sus dolores. Y cada grano de felicidad que siembres en pecho ajeno germinará en tu propio pecho…mientras que cada dolor que arranques de los pensamientos y los sentimientos de tus semejantes, quedará sustituido por la paz y la alegría más hermosas en el santuario de tu alma”

Ojalá esto se cumpla en cada uno de vosotros, así se lo pedimos a Dios, que os siga bendiciendo, ayudando y protegiendo, y que la mirada siempre maternal de la Beata María Ana Mogas la sintáis más cercana que nunca, a partir de ahora que dejáis el colegio y con él tantos recuerdos.
Mucha alegría y felicidad para todos vosotros. Amén.


Comentarios