SALIERON DE SU TIERRA HUYENDO


Salieron de su tierra
sin alforja,
sin talega,
sin sandalias.
Soledad,
hambre,
miedo,
en la travesía por compañeros.

Se hablaba, se hablaba…
pero corazones y puertas
no se abrieron.

Salieron de su tierra huyendo:
de la guerra,
la miseria,
el desconsuelo.
                                                                                                                           
Ana Duart.

Comentarios