jueves, 16 de marzo de 2017

El papa Francisco regresa de su retiro y dona 100.000 euros a los pobres de Siria

Photo published for El papa Francisco regresa de su retiro y dona 100.000 euros a los pobres de Siria
El papa Francisco escogió el silencio para los ejercicios espirituales, pero en sus pausas de almuerzo ha leído sobre crónicas de guerra y de la difícil situación de los niños de Alepo. Esta mañana conocíamos el anuncio de que enviará una donación de dinero para aliviar las penas de la población en esa ciudad de Siria, martirizada por la guerra. Días antes había recordado que en Cuaresma, “el ayuno verdadero es socorrer al prójimo”.

“El Santo Padre ha regresado a las 11.30 en el Vaticano después de la conclusión de los Ejercicios Espirituales. Esta mañana ha celebrado en Ariccia la Misa por Siria y ha mandado 100.000 euro a los pobres de Alepo, gracias también a la contribución de la Curia Romana”, informó este viernes (10.03.2017) a la prensa, Paloma García Ovejero, vice-directora de la Oficina de Prensa de la Santa Sede.

La donación se realizará a través de la Limosnería Apostólica, la Oficina de la Santa Sede que tiene la tarea de practicar la caridad a favor de los pobres en nombre del Sumo Pontífice, que actuará a través de la Custodia de Tierra Santa.



Francisco durante el retiro espiritual escogió el silencio para los ejercicios espirituales, pero en el momento de las comidas eligió leer “un par de páginas” sobre los horrores de la guerra en Siria. Lo contó al Servicio de Información Religiosa el padre franciscano Giulio Michelini, quien guió los ejercicios espirituales del Pontífice y la Curia Romana en la Casa Divino Maestro de la localidad de Ariccia.

“El primer libro es de un hermano, fray Ibrahim Alsabagh, y se titula ‘Un instante antes del alba’. Son crónicas de guerra y de esperanza de Alepo. Me parecía bueno traer a la atención del Santo Padre y de la Curia Romana una realidad tan dramática tocada por la fe”, explicó el padre Michelini.

Al parecer esta reflexión ha tocado el corazón del Papa y de la Curia hasta ofrecer esta oferta. Al mismo tiempo, los cristianos se preparan para celebrar la Pascua. Es tiempo de penitencia, ayuno y oración, en el marco de la tradición de la Cuaresma, un periodo de 40 días, desde el miércoles de Cenizas hasta el Domingo de Ramos.

Antes de ir fuera de Roma por cuarto año consecutivo con la Curia para ejercitar el espíritu, Francisco ha explicado el sentido de la Cuaresma. “El ayuno verdadero es socorrer al prójimo, el falso mezcla la religiosidad con las especulaciones sucias y los sobornos de la vanidad”. Lo dijo recientemente (03.03.2017), en una de las últimas misas en la capilla de la residencia de Santa Marta , donde vive, antes de partir a Ariccia.

Así explicó que “a la penitencia que estamos invitados a hacer en este tiempo de Cuaresma” para acercarnos al Señor. A Dios le agrada “el corazón penitente”, dice el Salmo, “el corazón que se siente pecador y que sabe que es pecador”.

Francisco y la curia también reflexionaron sobre la Virgen María. El predicador de los ejercicios espirituales para el Papa y la Curia Romana, afirmó que se reflexionó acerca de “una selección de textos marianos, preparada por la Comunidad de Bose”.. De hecho, de “María se habla poco o nada en la narración de la pasión de Mateo y no podíamos dejar de referirnos a ella”.

Tras una semana fuera del Vaticano (5-10 de marzo), el Papa vuelve a sus actividades cotidianas y esta tarde, h. 17:00 (Hora local), visitará el Vicariato de Roma para encontrar a los párrocos prefectos de la diócesis. Francisco estará con ellos en privado para enterarse más de la cotidianidad de su diócesis y de la vida de los fieles


Aleteia

Participa con tu comentario...

Publicar un comentario