ORAR ES ABRIRSE A DIOS

Orar es abrirse a Dios que se manifiesta en este momento de la historia como liberación del pecado y de toda opresión, Orar es dejar que Dios pronuncie su Nombre sobre nosotros.

Orar es dejarse mirar por Él y acoger en esa mirada nuestro propio nombre, nuestra misión.

Cipecar



Comentarios