jueves, 16 de marzo de 2017

"Y LLAMÓ A LOS QUE ÉL QUISO"

La imagen puede contener: una persona

“Y llamó a los que Él quiso…” (Mc. 3,13). A los que estábamos hambrientos, a los que nos sentíamos olvidados, a los que no teníamos un lugar. También a los mendigos, prostitutas y recaudadores de impuestos. Y nos invitó a compartir con Él el pan. Sentó a los ciegos y cojos muy cerca suyo y Él mismo les atendía y cuidaba. Dejamos de ser “pecadores” para ser sus “amigos”.

No nos llamó para pedirnos ...grandes cosas: sólo dejarnos amar. Con cuidado quitaba las sandalias de los extranjeros para lavarles sus pies. Y escuchaba nuestras simples y tristes historias de desencantos y frustraciones. Y nos sentimos amados, cuidados y respetados mientras que aquellas palabras misteriosas cobraban sentido: el Reino de Dios está aquí.

Y se fue, pero no quisimos perderle. Y comenzamos a llamar a otros olvidados para que se sentaran en nuestras mesas. Nosotros también quisimos hacernos pan para otros.

E Ignaciana

Participa con tu comentario...

Publicar un comentario