martes, 18 de abril de 2017

DICEN QUE ESTÁ VIVO



Te lo cuentan. Y te fías. Porque ponen en sus palabras energía, fuerza o convicción. O porque viven de tal manera que parece que eso que cuentan sea verdad, y entonces piensas, “tal vez es que es verdad”. Y su testimonio preña las historias de esperanza, y devuelve el brillo a los ojos. Y sus relatos prometen encuentro, abrazo y amor. Y no hablan de teoría, sino de Vida; de tu vida, de mi vida. Y nos cuentan que todo va a estar bien, porque han visto, muy dentro y muy fuera, que la lógica de Dios vence. Que Dios está con nosotros. Que el evangelio era verdad.

Participa con tu comentario...

Publicar un comentario