miércoles, 7 de junio de 2017

ATREVEOS A SER FELICES


FOTO

DIOS HA PUESTO EN EL CORAZÓN DEL HOMBRE Y DE LA MUJER UN PROFUNDO ANHELO DE FELICIDAD, DE PLENITUD,

Una nueva redacción de las bienaventuranzas, para afrontar “los dolores y angustias de nuestra época” y vivirlas “con el espíritu renovado y siempre actual”.

Bienaventurados los que soportan con fe los males
que otros les infligen y perdonan de corazón.
Bienaventurados los que miran a los ojos a los descartados

y marginados mostrándoles cercanía.
Bienaventurados los que reconocen a Dios en cada persona
y luchan para que otros también lo descubran.
Bienaventurados los que protegen y cuidan la casa común.
Bienaventurados los que renuncian al propio bienestar
por el bien de otros.
Bienaventurados los que rezan y trabajan por
la plena comunión de los cristianos.

Todos ellos son portadores de la misericordia y ternura de Dios, y recibirán ciertamente de Él la recompensa merecida. La palabra bienaventurados (felices) es como un estribillo que nos recuerda la llamada del Señor a recorrer con Él un camino que, a pesar de todas las dificultades, conduce a la verdadera felicidad (Papa Francisco).

Revista Orar

Participa con tu comentario...

Publicar un comentario