jueves, 22 de junio de 2017

SOLEMNIDAD DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

Resultado de imagen de imágenes del Corazón de Jesús

La expresión «Corazón de Cristo» se refiere al «misterio mismo de Cristo, a la totalidad de su ser, a su persona considerada en su núcleo íntimo y esencial».  El corazón aparece muy frecuentemente en la Biblia con un rico significado. Jesús mismo nos dice: 

Amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma y con toda tu mente (Mateo 22, 37). 

Sin embargo, El sabía que nosotros somos incapaces, por nuestra propia fuerza, de amar así. Solo el amor divino es capaz de darse plenamente y los hombres, por el pecado, no pueden participar de El. Es por eso que El mismo bajó del cielo, tomo un corazón humano y con su corazón nos amo hasta el extremo, siendo traspasado por nosotros. Quiso así perdonar nuestros pecados y restaurar nuestro corazón, capacitándolo para vivir en Su amor. Contemplando el amor de Jesús, manifestado en su Corazón traspasado, El nos hace capaces del amor divino:

Uno de los soldados le atravesó el costado con una lanza y al instante salió sangre y agua. (Juan 19,34)

Mirarán al que traspasaron. (Juan 19,37)

El amor se derrama desde el Calvario, cuando El Corazón de Jesús fue traspasado. Todos los hombres de todos los tiempos, necesitan contemplarlo y decidir su destino eterno. Ya lo había profetizado Simeón con la Virgen María: ¡y a ti misma una espada te atravesará el alma! - a fin de que queden al descubierto las intenciones de muchos corazones. -Lucas 2,35

Solo quien se deja traspasar el corazón por amor a Dios adquiere la capacidad de amar como El ama.

La devoción se distingue tanto por la intimidad de amor con Jesús como por su necesario fruto: la obediencia total hasta la cruz. 

Vosotros sois mis amigos, si hacéis lo que yo os mando. (Juan 15,14)

Jesús siempre ha estado presente, revelando su amor. Numerosas místicas en diversas épocas tuvieron experiencias del Corazón de Jesús, fuente de amor y modelo para nuestro corazón.

Participa con tu comentario...

Publicar un comentario