Matrimonio papal: Francisco casa en el avión a dos asistentes de vuelo


El pontífice unió en ceremonia religiosa a Carlos Ciuffardi y Paula Podest Ruiz a mitad de camino en el avión en que unió los 1.400 kilómetros que separan a Santiago de la ciudad del norte de Chile, donde realizará su última misa.

Jorge Bergoglio sorprendió al casar “por Iglesia” durante el vuelo a los tripulantes que le habían pedido una bendición para el matrimonio civil que habían celebrado en 2010.

En ese entonces debieron cancelar la boda religiosa por el terremoto que azotó al país trasandino.

“Quieren casarse ahora? Bueno, los caso”, los sorprendió el Papa cuando le contaron la historia. Francisco estaba en el asiento 1A, la mujer en el 1B y su marido en el 1C.

“Ojalá esto motive a las parejas del mundo a celebrar este sacramento. Es algo histórico. Por eso lo hago”, les dijo Francisco, que les avisó: “necesito un testigo”.

“En ese momento tuve cerca al dueño de la empresa (Latam), Ignacio Cueto, que aceptó ser testigo”, contó Ciuffardi a los periodistas que viajaban con Francisco a bordo del avión, entre ellos Télam.

“Ahí nomás el Papa les dijo a los cardenales que redacten el documento vaticano. Y ya está lista el acta”, contó el flamante y renovado esposo, de 41 años, quien agregó: “nos dijo que es algo histórico, que nunca el Papa había casado a nadie arriba del avión”.

Luego, Paula, de 39 años, contó que tienen dos hijas, Rafaela de 6 e Isabela de 3.

“Nos dijo que no usemos las alianzas demasiado apretadas porque torturan, pero tampoco demasiado holgadas porque se caen”, relató ella.

La Banda Diario

Comentarios