ANUNCIAR


Estamos llamados a anunciar lo que hemos visto, lo que hemos sentido, lo que hemos creído. Anunciarlo porque queremos que otros lo descubran, porque hay cosas buenas que son mejores cuando se comparten. Anunciarlo con nuestras palabras y a nuestra forma, con nuestras palabras y sobre todo con nuestra vida. 

Proclamar una buena noticia que tiene que llegar hasta los confines del mundo. Proclamarla para que alcance los lugares de lamento y de tristeza y transforme la tiniebla en luz, el desaliento en esperanza y la derrota en victoria....

Pastoralsj

Comentarios