viernes, 2 de diciembre de 2016

MENSAJE



LECTIO DIVINASábado, 3 Diciembre, 2016

Primera semana de Adviento
1) Oración
Concédenos, Señor Dios nuestro, permanecer alerta a la venida de tu Hijo, para que cuando llegue y llame a la puerta nos encuentre velando en oración y cantando su alabanza. Por nuestro Señor Jesucristo. Amen.
2) Lectura
Del Evangelio según Mateo 9,35 - 10,1.5-8
Jesús recorría todas las ciudades y aldeas, enseñando en sus sinagogas, proclamando la Buena Nueva del Reino y sanando toda enfermedad y toda dolencia.
Y al ver a la muchedumbre, sintió compasión de ella, porque estaban vejados y abatidos como ovejas que no tienen pastor. Entonces dice a sus discípulos: «La mies es mucha y los obreros pocos. Rogad, pues, al Dueño de la mies que envíe obreros a su mies. »
Y llamando a sus doce discípulos, les dio poder sobre los espíritus inmundos para expulsarlos, y para curar toda enfermedad y toda dolencia. A estos doce envió Jesús, después de darles estas instrucciones:«No toméis camino de gentiles ni entréis en ciudad de samaritanos; dirigíos más bien a las ovejas perdidas de la casa de Israel. Yendo proclamad que el Reino de los Cielos está cerca. Curad enfermos, resucitad muertos, purificad leprosos, expulsad demonios. Gratis lo recibisteis; dadlo gratis ».
3) Reflexión
• El evangelio de hoy consta de dos partes: (a) Un breve resumen de la actividad apostólica de Jesús (Mt 9,35-38) y (b) el inicio del “Sermón de la Misión” (Mt 10,1.5-8). El evangelio de la liturgia de hoy omite los nombres de los apóstoles citados en el evangelio de Mateo (Mt 10,2-4).
• Mateo 9,35: Resumen de la actividad misionera de Jesús. “Jesús recorría todas las ciudades y aldeas, enseñando en sus sinagogas, proclamando la Buena Nueva del Reino y sanando toda enfermedad y toda dolencia”. En pocas palabras Mateo describe los puntos centrales de la actividad misionera de Jesús: (a) Recorrer todas las ciudades y los poblados. Jesús no espera a que la gente venga hasta él, sino que él mismo va en busca de la gente recorriendo todas las ciudades y poblados. (b) Enseñar en las sinagogas, esto es, en las comunidades. Jesús va allí donde la gente está reunida alrededor de su fe en Dios. Es allí donde él anuncia la Buena Nueva del Reino, esto es, la Buena Nueva de Dios. Jesús no enseña doctrinas como si la Buena Nueva fuera un nuevo catecismo, sino que en todo lo que dice y hace deja transparentar algo de la Buena Nueva que le anima por dentro, a saber, Dios, el Reino de Dios. (c) Curar todo tipo de dolencia y enfermedad. Lo que más marcaba la vida de la gente pobre era la dolencia, cualquier tipo de dolencia, y lo que más marca la actividad de Jesús, es consolar a la gente, aliviar su dolor.

VIRGEN DEL ADVIENTO

ATRÉVETE A BUSCAR, A ENCONTRAR, A VIVIR...

ATREVERSE a sentir los latidos del Corazón de Dios

Dios late con fuerza en cada momento de nuestra vida. La cuestión (y de ahí la dificultad) es que no siempre tenemos bien enchufados los auriculares para escucharLe: las prisas, los agobios, las miles y miles de ofertas, los anuncios machacantes de una Navidad de espumillón y lucecitas nos terminan por aturdir los sentidos. Incluso nos impide escuchar cómo Dios se hace presente... ¿habremos olvidado el verdadero "Espíritu" de la Navidad (el de Dios)?
http://www.jovenesdehonianos.org/Mp3/Disco%20reparado/Atrevete.mp3

PARA PENSAR


TESTIMONIO

Ortega y Gasset murió besando 
un crucifijo
“Creemos en algo con fe viva cuando esa creencia nos basta para vivir", escribió el gran filósofo español
Álvaro Real - 1 de diciembre de 2016
El pensador José Ortega y Gasset murió confesado y comulgado, besando un crucifijo. Así lo sostiene Carmen Castro, hija del historiador Américo Castro y esposa de Xavier Zubiri, en una carta dirigida a un sacerdote capuchino. El diario El País publica esta revelación mostrando la carta que ha sido rescatada por la Asociación de Antiguos Alumnos del Colegio Lecároz (1888-2004).
Murió dentro de la Iglesia. De esto no tenemos duda. Besó por dos veces un Cristo llevando él a los labios la mano que lo sostenía. El Padre Félix lo confesó -esto, claro, se supone porque el Padre Félix no puede decirlo-. Lo que sí dice es que le dio la absolución papal”, destaca en la carta que Carmen Castro envió al sacerdote José Gonzalo Zulaica.
No es la primera vez que se muestra la relación de Ortega y Gasset con la fe y el catolicismo. En 1935 la universidad inglesa de Oxford publicó un volumen sobre Filosofía e Historia en el que Ortega y Gasset participó. Allí escribió un ensayo: La Historia como sistema.
El carácter razonable de la fe en Dios

ES TIEMPO DE CAMBIAR-Juanes