sábado, 30 de agosto de 2014

PARA TODOS

(...) Con quienes los cafés saben mejor y las conversas son gasolina para seguir caminando. (...) Quienes sois una parte esencial, imprescindible y absolutamente maravillosa de mi Vida. Mis Amigos. Mis Amigas. Con la A mayúscula. Os quiero puuuuucho!! 

EL PAPA ANIMA AL PÁRROCO DE GAZA

Francisco recibió a Francisco Hernández, argentino y único sacerdote de la franja, que atiende al centenar y medio de católicos que han vivido de forma directa la guerra de Israel contra el terrorismo de Hamas. Pincha aquí para conocer todo lo que contó el padre Hernández sobre la experiencia de los cristianos en la franja.

RECIBE MI ABRAZO

 

Si vamos a engañar, 
que sea al estómago.
Si vamos a llorar, 
que lloremos de alegría.

Si vamos a mentir, 
que sea con la edad.

Si vamos a robar, 
que se robe un beso.

Si vamos a perder, 
que se pierda el miedo.

Si vamos a caer, 
que sea en la jarana.

Si existe hambre, 
que sea de amor.

Si vamos a ser felices...
que sea ¡¡permanentemente!!!

Si vamos a darnos un abrazo, 
que sea ¡¡ahora mismo!!!

Sonríe mientras recibes mi abrazo.

Espero el tuyo de vuelta....


VIROLAI


Que bonito!!!!
El Virolai! 
Extraordinario. 
Sin palabras.... 

Mejor escucharlo y te hace llorar de felicidad.

ATINAR EN LA BÚSQUEDA!!!!


“EL QUE PIERDA SU VIDA POR MÍ, LA ENCONTRARÁ”

Domingo 22 TO

<<LO QUE TUVO QUE OÍR PEDRO>>

La aparición de Jesús provocó en los pueblos de Galilea sorpresa, admiración y entusiasmo. Los discípulos soñaban con el éxito total. Jesús, por el contrario, sólo pensaba en la voluntad del Padre. Quería cumplirla hasta el final.

Por eso empezó a explicar a sus discípulos lo que le esperaba. Su intención era subir a Jerusalén a pesar de que allí iba a «sufrir mucho» precisamente «por parte de» los dirigentes religiosos. Su muerte entraba en los designios de Dios como consecuencia inevitable de su actuación. Pero el Padre lo iba a resucitar. No se quedaría pasivo e indiferente.

Pedro se rebela ante la sola idea de imaginar a Jesús crucificado. No lo quiere ver fracasado. Sólo quiere seguir a Jesús victorioso y triunfante. Por eso, lo «toma aparte», lo presiona y «lo increpa» para que se olvide de lo que acaba de decir: « ¡No lo permita Dios! No te puede pasar a ti eso».

La respuesta de Jesús es muy fuerte: «Quítate de mi vista, Satanás». No quiere ver a Pedro ante sus ojos, porque «le hace tropezar», es un obstáculo en su camino. «Tú no piensas como Dios, sino como los hombres». Tienes una manera de pensar que no es la del Padre que piensa en la felicidad de todos sus hijos e hijas, sino la de hombres que sólo piensan en su bienestar y sus intereses. Eres la encarnación de Satanás.

LA ESPERANZA VUELVE A GAZA



Después de 50 días de encarnizados enfrentamientos en Gaza en la mayor crisis registrada entre Israel y Hamas en los últimos años (zanjada, por el momento, con más de 2.000 muertos, más de 11.000 heridos y casi 300.000 refugiados, la gran mayoría palestinos, según datos de la ONU), la sorpresa llegó el pasado 26 de agosto, cuando, en sólo unas horas, se anunció que la mediación de Egipto había tenido éxito (pese a fracasar las cuatro anteriores treguas) y tanto el presidente palestino, Mahmoud Abbas, como representantes del Ejecutivo israelí encabezado por Benjamin Netanyahu, anunciaban la entrada en vigor de un alto el fuego “completo e indefinido”. 
Pero no sólo eso, sino que también se hacía pública la suspensión del bloqueo a la Franja de Gaza por parte del Ejército hebreo, vigente desde 2007. Desde ya, mientras se abren negociaciones para tratar de resolver el statu quo definitivo en la zona, se permitirá la entrada de ayuda humanitaria y materiales de reconstrucción.

De este modo, aunque nada hacía prever un desenlace así, se vuelve en gran parte a la situación de hace siete años, cuando Hamas venció en las elecciones gazatíes, lo que tuvo dos repercusiones principales:

Por un lado, Israel estableció un bloqueo de la Franja al considerar a la milicia islamista como un grupo “terrorista”.

Por otro, Palestina quedó dividida en dos, quedando enfrentadas entre sí las autoridades de Cisjordania (centro de la ANP de Abbas) y las de Gaza, controladas por Hamas.

Situación que concluyó el pasado abril, una vez que la ANP y Hamas pactaron la conformación de un gobierno técnico de unidad nacional para todos los palestinos; hecho que, a su vez, causó el rechazo de Israel y el comienzo de unas hostilidades que acabaron desembocando en este último enfrentamiento.
 

Por el momento, y en espera de comprobar la evolución de los acontecimientos, la apertura de las barreras en Gaza, siete años después del inicio de su bloqueo, hace que se abra, al fin, un rayo de esperanza.