jueves, 23 de octubre de 2014

Cuando desde Dios ordenas todas la piezas de lo que no entiendes en tu vida sale algo precioso

Enlace permanente de imagen incrustada

GENTE DIFERENTE


La gente diferente es aquella que se sale de lo "común", aquella que quiere ser ella misma sin importarle lo que piensen los demás.
Las personas distintas son las que no siguen a la masa, las que caminan con zapatos de colores para alegrar su vida y la de los que caminan junto a ellos.
Las personas diferentes no son las extravagantes o raras... son simplemente las que quieren ser fieles a aquello que son, piensan, sienten y creen.
Esas personas diferentes con frecuencia son señaladas, cuestionadas e incluso criticadas por la sencilla razón de que se salen del molde que les rodea.
Yo, apuesto por esas personas, por su mirada sincera, su talante distinto, su respeto a los otros, su improvisación ante la vida, su capacidad de crear cosas nuevas, su personalidad especial...
Y sobre todo, apuesto por su valentía, por no dejarse influenciar, por ofrecer los mismos mensajes con diferentes formas, por apostar por la vida y por no dejarse llevar.
¿No fue diferente Jesús de Nazaret? ¿no rompió estructuras? ¿no fue alguien incomprendido por su "especialidad!?
Está claro que la gente diferente hace la vida más divertida y más auténtica.

SOLTAR LASTRE


A veces vamos por la vida prematuramente encorvados, encogidos por peso innecesario, vueltos hacia dentro. Nos abruma alguna que otra losa. Sepultados en vida, en la fosa de los temores, las indecisiones o las memorias hirientes. Víctimas de la tristeza, del prejuicio o de la inseguridad.

Dios es el que nos invita a dejar caer el peso muerto. A romper las cadenas que aprisionan. A remontar el vuelo. Dios es el que nos tiende la mano y nos libera de lápidas innecesarias. Es el que nos enseña a salvar obstáculos, a derribar los muros de la prisión interior. A plantarle cara a los temores y sacudirnos el yugo de lo innecesario. Y lo sorprendente es que a veces es más fácil de lo que parece. Solo hay que intentarlo, confiando en que no vamos solos.

NUNCA NIEGUES A NADIE TU MANO

Enlace permanente de imagen incrustada

Viernes XXIX semana T.O: 24 Octubre 2014-A-

RELIGIÓNenLIBERTAD

VIDA Y FAMILIA  El matrimonio Gatsinga pide poner a Jesús en el centro

Adoptaron 4 sobrinos tras el genocidio de Ruanda, atienden mujeres necesitadas: lo cuentan al Sínodo


CIENCIA Y FE  Francisco José Soler Gil y «60 preguntas sobre ciencia y fe»

«Para sopesar los indicios de Dios hay que leer libros, no basta con consultar Wikipedia o un blog»


CELEBRAR CON OTROS




La fe se celebra. Alrededor de una mesa compartida.Imagino tantas veces en las que esa misma escena se ha repetido. Desde la última cena a tantas eucaristías diferentes en las que participamos. Evoco diferentes espacios de celebración. 

No tiene sentido celebrar  solo. Celebrar es compartir los motivos para la alegría y para la esperanza. Desde la fraternidad más real.