miércoles, 30 de julio de 2014

DESAPRENDER LA GUERRA (Luis Guitarra)

martes, 29 de julio de 2014

IMAGEN CON MENSAJE


LA ALEGRÍA DEL EVANGELIO 2


ANUNCIAR EL AMOR DE DIOS

En su exhortación apostólica La alegría del Evangelio, el Papa Francisco nos recuerda una verdad que debería ser evidente: “La evangelización obedece al mandato misionero de Jesús”, como recuerda el evangelio de Mateo: “Id y haced que todos los pueblos sean mis discípulos” (Mt 28, 19).
La evangelización no nace de un deseo de la Iglesia, que decide conquistar, imponer, o adoctrinar al mundo, como a veces se nos dice. Es el Señor Resucitado quien la invita a salir a la calle para llevar el mensaje de la verdad (EG 19)..
Este dinamismo de salida, que Dios quiere provocar en los creyentes” (EG 20), ya llevó a. Abraham, Moisés y Jeremías a salir de su ambiente. La alegría es un signo de que el Evangelio ha sido anunciado y está dando fruto. Pero siempre tiene la dinámica del éxodo, del don, del salir de sí, del caminar y sembrar siempre de nuevo, siempre más allá” (EG 21).
Es vital que la Iglesia salga a anunciar el Evangelio a todos, “sin demoras, sin asco y sin miedo” (EG 23). La evangelización requiere “primerear, involucrarse, acompañar, fructificar y festejar” (EG 24). Primerear es adelantarse y salir al encuentro, buscar a los alejados. En este contexto, repite el Papa la necesidad de que los evangelizadores tengan “olor a oveja”.

RENOVACIÓN, CONVERSIÓN Y REFORMA

Citando a Pablo VI en la encíclica Ecclesiam suam (n.3), el Papa Francisco afirma que, para llevar a cabo la evangelización, se necesita una urgente renovación, conversión y reforma de la Iglesia. Según el Concilio, esta renovación de la Iglesia consiste en el aumento de la fidelidad a su vocación (EG 26).
El Papa incluye una frase que recuerda el gran sueño de Martín Luther King: “Sueño con una opción misionera capaz de transformarlo todo, para que las costumbres, los estilos, los horarios, el lenguaje y toda estructura eclesial se convierta en un cauce adecuado para la evangelización del mundo actual más que para la autopreservación” (EG 27).
Esta renovación ha de afectar a las parroquias, comunidades y movimientos (EG 28-29), a las diócesis (EG 30-31) y hasta a la misma concepción y ejercicio del papado (EG 32). “La pastoral en clave de misión pretende abandonar el cómodo criterio pastoral del siempre se ha hecho así (EG 33). Ello exigirá revisar los fines y los medios adecuados.

LA ALEGRÍA DEL EVANGELIO 1

 LA PROPUESTA CRISTIANA NO ENVEJECE

“La alegría del Evangelio llena el corazón y la vida entera de los que se encuentran con Jesús”. Así comienza la exhortación apostólica del Papa Francisco sobre la nueva evangelización (EG).
En ella el Papa recoge las sugerencias de los obispos que participaron en el Sínodo que se celebró en Roma en octubre de 2012. Pero, sobre todo, traza todo un programa de ideales y estrategias para orientar a la Iglesia a salir a la calle con el anuncio del Evangelio.
Ya desde el primer momento, afirma que quienes se dejan salvar por Jesús son liberados del pecado, de la tristeza, del vacío interior y del aislamiento. “Con Jesús siempre nace y renace la alegría” (EG 1). Esta afirmación puede parecer pretenciosa a los que presumen de haber encontrado la alegría en las mil diversiones que oferta nuestro mundo. Pero el documento papal ignora el rebrillo de los anuncios comerciales.
Es más, se atreve a señalar tres manantiales de los que brota la tristeza de nuestra generación: “El gran riesgo del mundo actual, con su múltiple y abrumadora oferta de consumo, es una tristeza individualista que brota del corazón cómodo y avaro, de la búsqueda enfermiza de placeres superficiales, de la conciencia aislada” (EG 2).
Lamentablemente, también muchos creyentes se ven atrapados en esas redes de la tristeza. Por eso “se convierten en seres resentidos, quejosos, sin vida”. Pero ese no es el deseo de Dios. “Esa no es la vida en el Espíritu, que brota del Corazón de Cristo resucitado”.

EL MENSAJE BÍBLICO

Tras esta breve mirada a la realidad actual, el Papa recuerda algunos textos de los profetas de Israel, como Isaías, Zacarías y Sofonías, que anunciaban los tiempos del Mesías como una era marcada por el sello de la alegría. “Es la alegría que se vive en medio de las pequeñas cosas de la vida cotidiana, como respuesta a la afectuosa invitación de nuestro Padre Dios: Hijo en la medida de tus posibilidades, trátate bien (…) No te prives de pasar un buen día” (Sir 14,11.14).
Más frecuentes aún son las invitaciones del Evangelio a vivir en la alegría. La alegría es la palabra con la que el ángel Gabriel saluda a María. La alegría impregna el canto de María cuando visita a Isabel. Jesús mismo se llena de alegría frente a sus discípulos. Y su mensaje ha de ser fuente de gozo para ellos.
Según el libro de los Hechos de los Apóstoles, la alegría refleja el buen espíritu de las primeras comunidades cristianas, aun en momentos de persecución. La fe y el bautismo son fuente de alegría, tanto para el eunuco que encuentra Felipe, como para el carcelero de Filipos que escucha asombrado a Pablo y a Silas (EG 5).

IMPORTANCIA DE LOS ABUELOS EN LA EDUCACIÓN DE SUS HIJOS

Para el ignorante, la vejez es el invierno de la vida, pero para el sabio, es la época de la buena cosecha.
El Papa Francisco dijo:
Qué importantes son los abuelos en la vida de la familia, para comunicar el patrimonio de la humanidad y de la fe que es esencial para cualquier sociedad. Y qué importante es el encuentro y el diálogo entre las generaciones, principalmente dentro de la familia”.

" SOY IRAQUÍ, SOY CRISTIANO"


Entrevista a Raad Salam Naaman

Los cristianos en Iraq solo pueden pagar un impuesto mensual (450 $), huir, convertirse o morir

No tienen miedo y, a pesar de las amenazas, los jóvenes iraquíes sacan valor para levantar pancartas que rezan con orgullo "Soy iraquí, soy cristiano".

Franciscanas DP @franciscanasDP · Hermanas y novicias FMMDP, con la familia franciscana. El camino enseña fraternidad. ¡Caminante, sí hay Camino!! pic.twitter.com/fcqYMoTkH9

Enlace permanente de imagen incrustada
Enlace permanente de imagen incrustada
Enlace permanente de imagen incrustada
Enlace permanente de imagen incrustada

EN CLAVE DE DIOS

·   
             Hoy hacen falta CANTORES. Que nos acompañen en el camino de la vida. Que hagan nuestra fe más viva, intensa y colorida. Que pongan voz a lo que Dios siente, piensa, desea y quiere. Que ofrezcan palabras y música a nuestras dudas, ilusiones, convicciones, bajones y subidones en la fe. 
           Hombres y mujeres humildes, capaces de componer canciones nuevas y recrear las de siempre. Que nos recuerden que hemos sido creados para alabar, hacer reverencia y servir a Dios nuestro Señor. 
          Que acompañen tanto nuestros silencios como la oración personal y comunitaria. Que proclamen sin complejos la grandeza de Dios, la dignidad de cada ser humano, la bondad de lo creado, la fuerza de la comunidad, la hermosura de la Iglesia. Que lo hagan sin complejos. 
         Artistas de Dios que nos recuerden que la fe y el amor son gratuitos; que gratis hemos de dar lo que gratis hemos recibido. Que alienten nuestra esperanza y desentierren las utopías. Que nos ofrezcan palabras cuando no las encontramos, para dialogar con el Señor o para hablar de él cuando lo necesitamos. Que presten su voz a Dios para que nos remueva las entrañas, nos ablande, nos abrace. 
            Profetas y artistas que sean denuncia y anuncio. Que nos atraigan con la belleza que procede de Dios y nos conduzcan hasta él.

ME HAS LLAMADO A SER TU PEREGRINO