miércoles, 29 de marzo de 2017

CAMINAMOS DE LA MANO DE DIOS

La imagen puede contener: nubes, cielo y exterior

Ser hijo de Dios significa: caminar siempre de la mano de Dios, hacer su voluntad y no la propia, poner todas nuestras esperanzas y preocupaciones en las manos de Dios y confiarle también nuestro futuro. Sobre estas bases descansan la libertad y la alegría de los hijos de Dios. (Edith Stein)

Cipecar

Participa con tu comentario...

Publicar un comentario