jueves, 9 de marzo de 2017

INTENTAR CAMBIAR EL CORAZÓN

Resultado de imagen de Cuaresma cambiar
“Déjalo estar”, “no intentes que todo cambie”. Ni siquiera cambiar tú a otros. A veces toca simplemente estar ahí: estar al lado, acompañar en esos momentos en los que todos necesitamos a alguien cerca. Escuchar, callar, dejarse mirar y mirar al otro con compasión, con ternura, con ganas de dejarse tocar por un gesto, por una palabra. O, quizás, por ese tan sólo “estar”.

Cuaresma es tiempo de intentar cambiar el corazón y poner delante de Dios todo aquello que somos, con verdad y generosidad. Pero Cuaresma es, sobre todo, tiempo de reconocer que necesitamos del Otro para esa transformación. No está todo en nuestras manos ni en nuestro esfuerzo.

Ojalá seamos capaces de dejarnos acompañar y transformar por ese Dios que se comunica a través de tanta gente y que nos invita en estos días a ser transparentes y poner verdad en nuestras vidas.
E
ignaciana

Participa con tu comentario...

Publicar un comentario