ENRAIZADOS EN LA FE


Con la vida enraizada en la fe aunque estemos al borde del precipicio, no tenemos por qué temer. Dios estará siempre con nosotros. J A, Echevarría ,

Comentarios