SÉ GENEROSO...


Sé generoso en la compasión. Sé humilde. No dudes en acercarte con dulzura una y otra vez al corazón herido. La ternura y la misericordia nos limpian, nos sanan, nos liberan. "Lo único que cuenta es una fe activa en la práctica del amor".
M Paz García

Comentarios