LOS POBRES NOS EVANGELIZAN

HOMELESS

El papa Francisco ha convertido la plaza de San Pedro en un hospital de campaña abierto para los más desfavorecidos. El centro de asistencia médica recibirá a las personas sin recursos. Se trata de una iniciativa que hace parte de la Segunda Jornada Mundial de los Pobres, convocada por el Papa, que concluirá el próximo domingo con una misa seguida de un almuerzo en el que el Sucesor de Pedro compartirá la mesa con 3000 personas sin hogar.

En el mensaje el Pontífice denuncia la fobia que existe por los pobres e instó a “no ser indiferentes al grito de dolor” de los más olvidados de la sociedad. En efecto, en el titulo se recogen las palabras del salmista (Sal 34,7) para “encontrar las diversas situaciones de sufrimiento y marginación en las que viven tantos hermanos y hermanas, que habitualmente designamos con el término general de “pobres”.

En este sentido, el Obispo de Roma destacó tres verbos fundamentales sacados del salmo (Sal 34,7), que ayudan a comprender la actitud del pobre y su relación con Dios: gritar, responder y liberar.  “Los pobres nos evangelizan, ayudándonos a descubrir cada día la belleza del Evangelio. No echemos en saco roto esta oportunidad de gracia”, invita Francisco a todos los creyentes a participar en la Jornada haciendo algo por alguien pobre o necesitado.

Aleteia

Comentarios