PARA Y RECUERDA


¿Quién no tiene un referente al que, de algún modo “envidia”? Alguien a quien se admira, en quien se mira a quien quisiera parecerse. ¿Te has parado a pensar qué saldría si pudieras juntar todos esos atributos? La inteligencia de uno, el buen humor de otro, la capacidad de trabajo, el saber estar, la espontaneidad, la seriedad del de más allá y un largo etcétera. El resultado sería seguramente un híbrido con características incluso incompatibles entre sí. En definitiva, algo que no eres tú. Y es que nos pasamos la vida definiendo superhéroes a los que parecernos y, peor todavía, esperando a ser como ellos para arriesgar, elegir y dar el salto. Perdemos el tiempo distraídos mirando el polvo del camino que otros levantan al caminar e ignoramos la belleza de nuestro propio camino... por querer impresionar. Para y recuerda, hay Alguien que te dice “te quiero tal y como eres”.

Pastoralsj

Comentarios