EMOTIVA BEATIFICACIÓN



El pasado sábado 8 de diciembre, los 19 religiosos católicos asesinados durante la guerra civil argelina entre 1994 y 1996 fueron beatificados en el santuario de Notre-Dame de Santa Cruz en Orán (Argelia). La misa de beatificación propiamente dicha tuvo lugar en el mencionado santuario a partir de las 13h y fue retransmitida por el canal francófono KTO, tanto en televisión como por Internet. 

En su homilía, el cardenal Becciu ha declarado que “estos testimonios heroicos del amor de Jesús llegaron hasta la raíz misma de la experiencia que el hombre tiene de sus propios límites: la humillación, las lágrimas, la persecución”. “La muerte trágica de los beatos Pierre Claverie y de sus 18 compañeros y compañeras mártires es una semilla caída en la tierra en momentos difíciles, fertilizada por el sufrimiento que traerá frutos de reconciliación y de justicia”, afirmó también el cardenal. “Esa es nuestra misión de cristianos: sembrar cada día las simientes de la paz evangélica, para disfrutar los frutos de la justicia”.
En total, había presentes unas 1400 personas, entre ellas una importante delegación consular y diplomática. 
Entre los momentos álgidos de esta celebración estuvo la procesión que transportaba un relicario con la Biblia del padre Christian de Chergé, la estola de Mons. Claverie y el anillo de compromiso de sor Esther. Estos tres objetos encarnan el compromiso de estos mártires de Argelia y dan fe de sus vidas, sacrificadas por entero. Otro momento emotivo de esta celebración fue el Padre Nuestro cantado en lengua árabe, momento más intenso si cabe puesto que un tercio de la asamblea estaba compuesta por musulmanes.
Aleteia

Comentarios