MIRARSE POR DENTRO


Toda la vida es, de algún modo, Adviento. Preparación, anticipación y búsqueda. Peregrinar, intuyendo en algunos recodos del camino las huellas de quien nos aguarda más adelante. Mirarse por dentro, y descubrirse las ausencias, ya preparado para recibir a quien tanto esperabas . Olaizala, sj.

Comentarios