TIEMPO DE GRACIA Y OPORTUNIDAD


Con la libertad creativa que nos regala el Espíritu, celebramos este tiempo de gracia de Adviento. El Espíritu es el guía que nos acompaña en esta travesía. Adviento siempre supone un tiempo de gracia y oportunidad para dejarse alcanzar por las sorpresas de Dios. Dios, que se acerca a nosotros prometiéndose y comprometiéndose, quiere colmar de sentido nuestra vida y la vida de todos los seres humanos.

Cipecar 

Comentarios