CAMINO, VERDAD Y VIDA

La comunidad de los discípulos se expande. Requiere nuevas respuestas  y estar siempre repensando su propia identidad, pero 
en medio de su movimiento expansivo, no olvida jamás 
la referencia que la construye Cristo-Jesús, resucitado piedra angular del edificio del Espíritu, y, para cada creyente «camino, verdad y vida». «Piedra angular, Palabra poderosa, Verdad, Camino, Vida desbordada. 
La meta del camino, el Padre.  En Él está Jesús y hacia Él quiere conducir a los suyos.












Comentarios