DEJARSE TRANSFORMAR POR EL ESPÍRITU


Dejarse hacer verdad, transparencia, sinceridad, coherencia…hacerse cristalino… Dejarse transformar por la pedagogía del Espíritu.

El espíritu enseña, guía progresivamente en la comprensión de lo esencial: El Dios cristiano es relación… y no puede ser dicho, vivido o encarnado de una vez para siempre, tiene que realizarse en cada situación, cada relación, cada encuentro… ¡y siempre es nuevo!

El Espíritu orienta al horizonte de sentido de la “verdad”: presencia del amor de Dios haciéndose real en el mundo… y si el Dios cristiano es encarnación. estamos llamados a “encarnarle” en cada situación y relación que vivimos.

¿Te dejas guiar por el Espíritu a una verdad cada vez más plena?


Soledad Galerón


Comentarios