ASÍ PODEMOS ACERCARNOS A DIOS


Estamos en silencio, porque no siempre hacen falta palabras. Como esos momentos tranquilos , de estar, sin más, con los buenos amigos.

Comentarios